portada manicura segun anillo

¿Qué tal estuvo la entrega del anillo de compromiso? Tremenda, ¿no? Aprovechando que ya te estás sumergiendo en los catálogos de ramos de novia, buscando el maquillaje que te haga lucir radiante el gran día y viendo cuáles son los peinados de novia en tendencia para proyectar tu mejor versión, es momento de dar a tus manos el tratamiento protagónico que merecen. ¿Cómo le caería a esa sortija en tu dedo anular una manicura de su talla?

Seguro que desde que lo recibiste no has podido quitarle el ojo de encima. Bueno, hazlo una vez más y presta atención a su estructura. ¿La gema es redonda, cuadrada o tiene forma de corazón? ¿Cuántas piedras tiene? ¿Todas son del mismo tamaño? Ya que tienes más clara su complexión, te proponemos diferentes estilos con los que puedes decorar tus uñas de acuerdo al diseño de tu anillo. ¿Con cuál te quedas?

Anillos solitarios: contraste

solitario

Las joyas con una sola gema al centro elevada con puntas o biseles se conocen como solitarios y qué mejor forma de decorarlos que con la uña del dedo anular pintada de otro color. En acabado mate o cromado, la esencia minimalista del diseño permite tonalidades intensas.

Una ornamentación barroca con matices metalizados a juego con la montura y miniperlas también puede ser una buena forma de realzar la belleza de los anillos de compromiso Cartier. Para no recargar el look de tus manos, equilibra en el resto de uñas con rosa palo, un gris discreto u otra muestra de la gama nude.

Talla princesa: manos a la francesa

talla princesa

Así como hay vestidos de novia corte princesa, los anillos cuadrados y angulosos también reciben este apellido. Son piezas de mayor volumen a las que les sienta bien una manicura discreta y elegante, o sea, la francesa. Ya sea en versión clásica, invertida, con cintitas metálicas, algunas piedritas o un poco de glitter, ¡siempre es un acierto seguro!

Monturas en halo: color

montura con halo

Las sortijas con montura en halo se distinguen por tener una piedra grande al centro y otras pequeñas alrededor. El tradicional diamante puede sustituirse por zafiros, esmeraldas, rubíes o incluso ópalo y piedras negras. ¿Arriesgado? Tal vez, pero el valor cromático que aportan estas gemas es digno de imitarse, al menos, con esmaltes o pedrería en estos tonos.

Anillos de tres piedras: un discreto acento

anillo de tres piedras

Los anillos de tres piedras dicen “eres mi pasado, mi presente y mi futuro”. Dado que el amor se nutre día a día, la gema central es la más grande, que corresponde al presente. Tan lindo mensaje puede rescatarse con detalles manicuristas a la tercera potencia. Por ejemplo: el dedo anular decorado con tres piedritas, cintas metálicas o, ya que estamos en modo geométrico, líneas diagonales o minicuadrados.

Modelos pavé: puntillismo en las uñas

Los modelos pavé están tapizados de diamantes. Los mosaicos pueden llegar a la mitad o cubrir completamente la montura del anillo. El brillo es constante y un destello más en las uñas… No serás la estrella del gran día, ¡serás la galaxia andante! Los diseños a mano alzada o con plantilla inspirados en los vestidos de novia de encaje

 acompañan al resplandor de la sortija. El efecto bordado queda muy bien sobre lienzos nude o con esmaltes transparentes.

modelos pave

Monturas en tensión: colores expresivos 

montura en tension vf

En las imágenes de anillos de compromiso es muy probable que hayas visto algunas piedras que solo están sujetadas por los extremos y parecen flotar. Estas son las estructuras en tensión, joyas minimalistas y modernas que combinan con el tan en boga nail art en degradado. Si te decantas por los ramos de novia rojos, puedes dar un toque vanguardista a tu manicura con tonos burdeos, guindas, vino, morados, berenjenas, violetas y púrpuras. ¡Totalmente combinada y lista para recibir la alianza de matrimonio!

Tallas de fantasía: manicura artística

tallas de fantansia vf

Los diamantes son a los anillos de compromiso Tiffany lo que los corazones, flores, moños y figuras poco convencionales son a las joyas de fantasía. Un stamping fiel al diseño exclusivo de estas alianzas es un sello distintivo. Las tendencias son muy variadas. Algunas novias prefieren diseños sobrios y otras se atreven a jugar con estampados y colores en una, dos o tres uñas para marcar la diferencia.

Además de un acabado a la medida, hay que tomar en cuenta la forma y longitud de las uñas (no garras). Un largo moderado es admisible y la decoración puede lucir más, pero no es tan buena idea excederse. Si de plano las uñas largas no van contigo, la manicura puede adecuarse.

Las tendencias no son reglas y, al igual que los vestidos de novia, hay que desmenuzar si las propuestas vanguardistas son funcionales o mejor te casas con diseños sencillos que te permitan lanzar el ramo de novia con toda comodidad. A la francesa, stamping o degradado, ¿cuál es tu estilo?

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5