logotipo boda k servilleta

El huevo o la gallina, ¿qué es primero? Tal vez su lista de preparativos se parece a este acertijo y han decido dejar los precios de los pasteles de boda para después porque tienen que imprimir las invitaciones de boda en calidad de urgente. Y, de repente, entre un océano de pensamientos de amor con los que acompañar a sus tarjetas y una tormenta de ideas de papelería nupcial, descubren un menú con un logotipo de boda inscrito. ¿Un logotipo para boda?

Esta identidad visual debe ser coherente con la paleta cromática y el estilo que quieran dar a su boda, prestando particular atención al significado de los colores que los atraigan. ¿Y por qué resumir el concepto de su boda en un símbolo? Antes de sacar lápiz, papel y dibujar, averigüen los principales motivos por los que un querrán darle un logotipo personal a su boda.

1. Una marca personal reconocible

Si las grandes empresas tienen un logo, ¿por qué su boda no? La celebración es una gran empresa y un proyecto de vida como el suyo merece una marca personal. Ese “algo” que diga todo de su identidad como pareja y la distinga como evento único y especial. Con moderación puede plasmarse en diferentes elementos sin el riesgo de que choquen entre sí. El secreto es la sencillez. Entre menos elementos distractores contenga el diseño, más fácil será recordarlo y adaptarlo a los diferentes soportes.

Si voltean a las grandes marcas, observarán que sus logotipos hablan por sí mismos y nutren la memoria desde el primer instante. Muchos prescinden de imágenes y la distinción recae en la tipografía, colores y hasta eslóganes. Así que no necesariamente deben incluir dibujos, fotos o retratos caricaturescos en su logo. Si prefieren algo más sutil, los monogramas son una opción muy versátil: estos son símbolos que resultan de la combinación de dos o más letras; por ejemplo, las iniciales de ambos.

esp 5 1 5 181663

2. Armonía estética

Si no es muy lo suyo eso de andar reutilizando puertas y ventanas viejas para hacer un seating plan, recorrer tiendas de antigüedades hasta encontrar la reliquia ideal para ambientar la cabina de fotos y buscar unos muñecos para pastel de boda montados en un biciclo que cumplan con la etiqueta vintage que marca el concepto de su fiesta… ¡ni lo piensen! El show debe continuar.

Para que todo guarde una armonía estética, necesitan una referencia tan práctica como ustedes. Una vez que tengan listo el diseño de su logo, podrán usarlo no solo en las invitaciones, también en carteles, vasos, servilletas, libro de firmas, recuerdos e incluso en el topper del pastel de fondant para boda o la pista de baile. Si el estilo queda bien definido desde el principio, la armonía está a salvo.

3. Estandarización

Suponiendo que por un lado encarguen las invitaciones de boda elegantes y por otro los souvenirs para sus seres queridos, ¿cómo dotar de un elemento de unidad a todos los detalles, incluso si los contratan con diferentes proveedores? Aunque los especialistas se preocuparán de darle el estilo que quieren a aquello que les confíen, el logo siempre tiene un gran poder de estandarización. Hasta pueden emplearlo en la portada de su web de boda; eso sí, más tendrán que pedirle al diseñador que les comparta la imagen en formato digital y el nombre de las tipografías escogidas. 

carovic02 5 159245

4. Gala de alfombra roja

Una boda con logotipo dará una imagen de que el suyo es un evento supercuidado. Imaginen: una mesa de bienvenida con programas del evento, menús o la numeración de las mesas con los nombres de los asistentes podría ser escoltada por un cartel con un distinguido monograma de tipografías con serif o cursiva. En ese mismo letrero también es posible que inviten a sus seres queridos a compartir sus fotos en su Wedshoots. ¡Pues la suya será la boda del año! ¿Así o más sofisticación?

logotipo boda mony mike

¿Cómo hacerlo?

Con un poco de creatividad podrían elaborar un boceto por cuenta propia. Sin embargo, los tutoriales sobre cómo hacer recuerdos para boda, las manualidades y el diseño no son para todos. Lo más conveniente es que recurran a un profesional en la materia, pero comiencen por bosquejar el mensaje que desean transmitir.

Con unos sencillos trazos, texto y colores, su logo debe reflejar su personalidad, sus intereses y gustos. Anoten en un cuaderno los conceptos, tangibles o intangibles, a los que quieren asociar su boda. Naturaleza, alegría, música, romanticismo, glamur, fiesta, modernidad o tradición son solo algunos.

Después, pídanle al diseñador de sus invitaciones de boda originales que logre materializar sus ideas en un logotipo claro, limpio y, sobre todo, memorable. Para que todo el evento sea homogéneo, es recomendable realizarlo en la etapa más temprana de los preparativos. Al menos, antes de que empiece a imprimirse la papelería nupcial. Y, aunque el mismo diseñador sabrá asesorarlos, recuerden que el logotipo debe ser relativamente sencillo para que pueda adaptarse a los diferentes materiales en los que tendrá que ser impreso, bordado o proyectado.

Si se visualizaron como auténticos protagonistas de película, sus invitados se sentirán como todas unas celebrities desenvolviéndose con sus vestidos de fiesta largos en un coctel sumamente detallista y en el que incluso las servilletas de las estaciones de comida gourmet llevan impresa su marca personal. Quedarán aún más impactados cuando salgan con sus recuerdos para boda sellados con su emblema en lacre o marcados con su logotipo personal en una sincera tarjeta de agradecimiento. Por muy clásica que sea la celebración, no tiene por qué ser sosa. Como ven, siempre formas de darle un aire único a la boda y qué mejor si es con un logo. ¿Ya tienen el suyo?

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5